English/Inglés
RUEDA ARMÓNICA

"Página principal"
Ábaco Musical - Vídeos
Rueda Armónica - Vídeos
IMPROCHART - Vídeos
CD "Puesta de Sol"
Venta Online  

RUEDA ARMÓNICA: UTILIDADES

NIVEL1: FUNDAMENTOS DE TEORÍA DE LA MÚSICA

1. Notas musicales
2. Intervalos
3. Inversión de los intervalos
4. Intervalos y rueda armónica
5. Escalas mayores
6. Escalas mayores y rueda armónica
7. Escalas menores
8. Mapa de las tonalidades

NIVEL 2: FUNDAMENTOS DE ARMONÍA

9. Acordes mayores y menores
10. Acordes aumentados y disminuidos
11. Acordes de 4 notas
12. Acordes y escalas
13. Localizador de acordes y sistema bimodal
14. Escalas pentatónicas. Propiedades
15. Escalas disminuidas y acordes asociados
16. Escalas hexatónicas y acordes asociados

DOCUMENTOS PARA DESCARGAR

APLICACIONES DE LA RUEDA ARMÓNICA

Ejemplo de Composición
Modulación: Acordes Puente
Sistema de Ejes de Béla Bartók
Cambios de Coltrane

APLICACIONES DE IMPROCHART

IMPROCHART: Guía del Usuario
Ejemplos de Improvisación

RESÚMENES

Póster Rueda Armónica e IMPROCHART
Panfleto Rueda Armónica e IMPROCHART

OTRAS SECCIONES

Publicaciones
Contacto
 

2. CÓMO IMPROVISAR SOBRE UN ACORDE

Explicaremos esta cuestión mediante un ejemplo. Supongamos que queremos improvisar sobre el acorde de Mim7. En primer lugar, tendremos que ver en qué contexto se encuentra este acorde. Por ejemplo, si alrededor de él (delante o detrás) tenemos acordes tales como Do, Fa, Rem7, Sol7, etc., podremos usar la escala de Do Mayor (y sus modos asociados) para improvisar sobre todos estos acordes, ya que todos ellos pertenecen a la escala de Do Mayor.

Si, en cambio, alrededor del acorde de Mim7 tenemos acordes tales como Sim, Re+, Fa7, La, etc., podremos usar la escala de Si menor armónica para improvisar sobre todos estos acordes, ya que todos ellos pertenecen a esta escala. Pero también podría ocurrir que, alrededor del acorde de Mim7, nos encontráramos acordes tales como Rem, Fa+, Sol7, Do, etc., en cuyo caso utilizaríamos la escala de Re menor melódica, puesto que todos estos acordes pertenecen a esta escala.

Nótese que, en todos estos ejemplos y otros similares que se pueden poner, la escala utilizada para improvisar siempre contiene todas las notas del acorde de Mim7, es decir, Mi, Sol, Si, Re.

Aunque la determinación del contexto en que se encuentra un acorde requiere de cierta experiencia, la Rueda Armónica puede resultar de gran ayuda, sobre todo al principio, ya que permite visualizar rápidamente todos los acordes de una escala dada. Así, la comprobación de los ejemplos anteriores con la Rueda Armónica es realmente sencilla.

Lógicamente, la propia armadura de la pieza considerada nos determinará en muchos casos la escala a utilizar para improvisar. Sin embargo, no debemos fiarnos sólo de la armadura, ya que muchas piezas contienen modulaciones pasajeras o, simplemente, acordes alterados, donde no cambia la armadura pero sí la escala utilizada. Por ello, siempre es mejor analizar los acordes que hay en cada parte o fragmento de la partitura.

Pero, por otra parte, existen situaciones en donde interesa utilizar otras escalas diferentes de las anteriores. Entre estas situaciones, podemos señalar las siguientes:

  1. Cuando un mismo acorde se extiende durante varios compases. En este caso, la utilización de una sola escala puede resultar monótono. Y más aún si se van a realizar varias improvisaciones sobre la misma progresión de acordes.

  2. Cuando se desea introducir una sonoridad diferente en determinados acordes. Esto es muy común, por ejemplo, en los acordes de séptima de dominante, donde puede interesar aumentar o reducir la “disonancia” o la “tensión” que presenta este acorde. Esto se consigue utilizando diferentes escalas para improvisar.
Llegamos así a una pregunta muy general: ¿Cuáles son las escalas disponibles o más adecuadas para improvisar sobre un determinado acorde? Aunque, como ya se indicado anteriormente, en Música no hay reglas estrictas, podemos decir que, desde un punto de vista puramente lógico, las escalas más adecuadas para improvisar sobre un acorde serán aquellas que contengan las notas de dicho acorde.

Esto significa que, si volvemos al acorde de Mim7, el cual está formado por las notas Mi, Sol, Si y Re, las escalas disponibles para improvisar sobre este acorde serán aquéllas que contengan estas cuatro notas. Así, las escalas de Do Mayor, Sol Mayor o Re Mayor serán claras candidatas para realizar la improvisación, ya que contienen dichas notas. Por el contrario, las escalas de Fa Mayor o La Mayor, por ejemplo, no serán adecuadas por no contener las notas de este acorde. De hecho, se puede comprobar que sólo hay 3 escalas Mayores que contienen las notas del acorde de Mim7; precisamente, las 3 anteriormente citadas.

Además de las escalas Mayores, podemos también buscar escalas menores que se ajusten a este acorde. Las escalas de Mi menor armónica o melódica, sin embargo, no serían adecuadas por contener el Re sostenido, en lugar del Re natural. (Recordemos que, en este contexto, se entiende por escala menor melódica la que tiene los grados 6º y 7º elevados un semitono, tanto en la escala ascendente como en la descendente). En cambio, las escalas de Si menor armónica y Re menor melódica sí son aptas para esta improvisación, como se ha visto anteriormente. De hecho, se puede comprobar que no hay otras escalas menores que contengan las notas del acorde de Mim7. (No consideramos aquí las escalas menores naturales, por ser equivalentes a sus relativas Mayores). La figura 1 muestra la relación entre todas estas escalas y el acorde de Mim7.

Figura 1. Acorde de Mim7 y algunas de sus escalas asociadas.

Como podemos apreciar, el conocer las escalas que contienen las notas de un determinado acorde no es nada sencillo. Y la dificultad aumenta cuando el acorde de partida está relacionado con escalas que tienen 5 ó 6 alteraciones en la armadura.

Hay que tener en cuenta, además, que aparte de los acordes menores con 7ª, como el considerado en el ejemplo, hay otros tipos de acordes, como el Mayor con 7ª Mayor, el de 7ª de dominante, el disminuido, el semidisminuido, etc., por citar algunos acordes de 4 notas. También hay acordes de 5 ó 6 notas, que incluyen la 9ª, la 11ª o la 13ª. Y a su vez, éstas pueden estar alteradas en un semitono hacia arriba o hacia abajo.

Tenemos así un conjunto de acordes bastante amplio, pero todos ellos son muy utilizados, sobre todo en las composiciones de Jazz. Y para cada uno de ellos hay que saber qué escalas son las más adecuadas para improvisar.

Para completar esta visión panorámica de la improvisación diremos que las escalas utilizadas para improvisar no se limitan a las Mayores, menores armónicas y menores melódicas, sino que se emplean también otras tales como las escalas disminuidas, escalas por tonos o Tonales, Pentatónicas, Bebop, etc. Todo esto hace que aumente la complejidad, pero a la vez el interés por la improvisación.

Capítulo anterior Capítulo siguiente
Copyright © 2007. Reservados todos los derechos.